Vainas de aquí

Vainas que solo me pasan a mí en Barranquilla, EL ACABA ROPA

VAINAS QUE SOLO ME PASAN A MÍ, EL ACABA ROPA

Día lunes. Me ha caído esa peste, a la que le llaman “6.2”, por esto del asunto del gringo Bryan. Ese bendito gringo lo que vino a traer aquí fue la peste esa.

Dos noches sin dormir, cipote fiebre, con los labios cuarteados, sentía que me estaba acabando, el corazón se me aceleraba y luego parecía que había dejado de latir, apretáo, me dolía cuando tosía, cuando respiraba, incluso, hasta cuando pensaba, una sudoración que parecía olla al sereno, un desaliento, el estómago revuelto, tremenda de cagalera, ya me ardía el asterisco, me dolían los huesos, la cabeza, el páncreas, los riñones, el hígado, los apéndices, mejor dicho, yo les pedía a todos los santos de la iglesia. Incluso hasta los santos de la montaña del sorte, a la corte vikinga y la corte malandra. Eso más voluntad tenía Juan Luis Guerra de cantar Las sailor Moon, que yo de levantarme de esa cama. Porque ese virus se pega hasta con el pensamiento y viene en combo:

  1. Catarro, 2. Fiebre, 3. Diarrea, 4. Taquicardia, 5. Tembladera. 6. Palpitación en el duodeno (En el botón del jopo), 7. Apretazón, y 8. Dormidera de huevo. Eso me lo miraba yo y más despierto estaba “El Pícoro” del presentador del minuto de Dios…

Yo me revolcaba en esa cama, me iba pa la sala, me tiraba en el sofá, en la alfombra, hasta en el carro me zampé buscando acomodo y nada. Vrga y esta vaina que es, dios mioooo. Si me vas a llevar llévame enseguida y no me pongas a padecer, dios mioooo, ten misercordia de este pobre incauto, soy el hijo de tu siervaaaaa, Nojodaaa escúchameeeeeeee, si me curas no me vuelvo a robar más los diezmos de la iglesia de mami y del centro bíblico internacional, apiádate de mí, padreee.

Salí de la EPS y me fui a reclamar las medicinas, pero eso adentro hacía cipote frío, y ustedes saben que la fiebre y el frío no se gustan. Me salí y me senté afuera en un bordillo.

En eso me llamaron por lo del turno. Reclamé las medicinas, me monté en el carro y cuando iba dándole rever, el puñetero tipo ese me dice:  Dele, dele, dele “Casi Largo”, “Acaba Ropa”
El acaba ropa

En eso escucho hablando al cuidador de carro con un vendedor de mango, que, por cierto, era de esos tipos patanes, altaneros, problemáticos y habladores de mierda, despreciable.

— Nojoda compa, yo todos los sábados me voy pa donde la Yadira, una venezolana que me levanté, dos polvos y pa la casa. Claro, yo la cuadro, le dejo su liga, pero sagradamente dos polvos todos los sábados.

Se paraba y le daba salida a los carros que estaba cuidando, pero lo hacía de manera pedante, sin respeto. Era como resentido el puñetero tipo ese.

— Dele, dele, dele atrás mi doña, vieja bruta esta, Nojoda, que le dé doñaaaa, dele hombeee.

Yo decía en mi mente

— No le voy a dar una vrga, pa que sea serio.

En eso me llamaron por lo del turno. Reclamé las medicinas, me monté en el carro y cuando iba dándole rever, el puñetero tipo ese me dice:

— Dele, dele, dele “Casi Largo”, “Acaba Ropa”.

Nojoda y se me va metiendo el diablo en el cuerpo.

Me bajé del carro y le dije:

— Ajá llave, ¿Cuál es tu falta de respeto aquí con la gente?, ¿Quieres que te voltee la cara de una trompá o que te meta un combo?

Y me ha dicho el vergajo:

— ¿Qué me vas a qué?, ¡Dámelo pues!, Yo soy de Rebolo, hijueput@, Yo no como de grande ni de nada, y no me importa dejá el cuero pegáo en el piso, aquí nos matamos usted y yo, mi llave.

Y se me paró firme, sin miedo, se me puso en frente, cerquitica, a unos centímetros de mi cara, tan cerquita, que no me besó porque era más bajito que yo.

Yo dije en mi mente

— Este vergajo tipo no tiene nada que perder, pero yo soy funcionario, la gente medio me conoce, tengo que darle ejemplo a mis hijos. Y vaya a salir en Facebook en un video privando a este huevón, se vuelve viral, me cae la gente encima y más rápido por ser funcionario de la Dian, me pilla la Dian, me zampa un disciplinario, me echan, y él, se hace la víctima, se vuelve famoso, lo entrevista Sergio García, Jorge Cura, sale en Zona cero, en Soy Barranquillero, le regalan mercaditos y hasta le consiguen un trabajo.

Imagínense ustedes el título:

«FUNCIONARIO DE LA DIAN QUE ESTABA SUPUESTAMENTE INCAPACITADO, AGREDE DE MANERA BRUTAL A UN POBRE E INDEFENSO CUIDADOR DE CARRO».

áyalaaa hijueputaaaaa, hasta ahí llegó mi vida.

— ¿Ajá? ¿Qué era lo que me ibas a hacé?.

Se acercó más y me ha puesto la cara cerquita a la mía.

Y ese cipote papayaso no lo iba a desperdiciar.

Vine y le tosí en la cara tres veces… Pa que sea serio

El tipo empuñó los ojos, sacó un pañuelo, se limpió la cara Y me dijo:

— ¿Ya?, ¿Ese era tu combo?,

Y le digo yo.

— Bueno, vamos a ver si el sábado vas a ir a ver a la Yadira y a echarte tus dos polvos… Eso lo dudo, hijueput@. No vayas alistando el carnet del Sisben. Te vas a acordar de mí.

Me monté y me fui… No sabe lo que le viene pa encima.

Ese botón del jopo le va a hacer como bombillo de miniteca.

Escrito por el capo de capos: Khain Escaf

Osvaldo Amarís Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Osvaldo Amarís Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR