Un man en Barranquilla se tatuó el nombre de su «hijo» y al mes se enteró que no era de él

En las últimas horas nos dieron a conocer la historia de Pedro Pablo Santo, un joven barranquillero de 22 años que se tatuó el nombre de su amado «hijo».

De alguna manera, el hombre descubrió que su novia era una «cachona» y le puso los cuernos a él con un amigo de la misma cuadra (en Chiquinquirá) cuando supo la verdad, el joven se deprimió mucho y decidió emborracharse para desahogar su tristeza.

Cuando el hombre bebía en la tienda de la esquina, vio a la distancia al amante de su novia, quiso pelear con él de inmediato y lo agredió físicamente con un palo que recogió del suelo. Tras sentir el escándalo, la comunidad llamó a las autoridades. para controlar la situación.

El «Hijo» tatuado en la espalda

Luego de llegar al lugar, la Policía Nacional decidió realizarle una prueba de alcoholemia, luego detenerlo y trasladarlo al CAI cercano. Las autoridades comenzaron a interrogarlo porque la mujer y el hombre a los que intentó agredir dijeron que no tenían problemas y no entendían el motivo de su violenta reacción.

El hombre le dijo a la policía que recientemente había tenido su primer hijo con su novia. Debido al amor del bebé por él, decidió hacerse un gran tatuaje en la espalda con el nombre del niño que estaba embarazada «Benjamín», pues este fue el nombre que habían escogido para el bebé, pero el pequeño acabó siendo de otro tipo.

¿Cómo se enteró?

Hace unos días, a través de una conversación de WhatsApp en el teléfono móvil de la mujer, el pobre se dio cuenta de que el bebé no era su hijo y su novia había estado engañando con un vecino de la cuadra, y una prueba de ADN confirmó que el 99,9% del niño no coincidía con su tipo de sangre.

Tatuaje con el nombre del que seria su presunto hijo. Foto: Archivo

El vecino no quiso responderle a la mujer por el criatura, lo que la llevó a querer hacerlo pasar por hijo de Pedro Pablo. El sujeto fue dejado en libertad pero se le ordeno asistir de manera obligatoria a un psicólogo para evitar futuras tragedias.

Además, se maneja la información que Santo está cotizando y viendo la posibilidad de aplicar láser para intentar borrar el tatuaje de su piel.

 

¡Pasa en la vida, pasa en Barranquilla, pasa en Soy Barranquillero!

*Los nombres son cambiados para efectos de respetar la intimidad y no vulnerar los derechos personales*

 

Redacción SB Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Redacción SB Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.