Muro de un viejo edificio le cae encima a mujer que caminaba por la Murillo

El día de ayer en horas de la tarde se presentó un lamentable caso en donde se ve involucrada una mujer cuya identidad se desconoce, la joven venía caminando por la calle Murillo entre la carrera 43 y 44, barrio Rosario de Barranquilla, cuando de repente le cayó encima un pedazo de muro concreto de una vieja edificación que se encuentra en ese sector.

El hecho se registró pasada las cinco de la tarde, la mujer sufrió un fuerte golpe y moretones en su cuerpo, testigos de los hecho indicaron que ella venía caminando cuando de repente fue sorprendida. La joven recibió ayuda de la comunidad y atención medica por parte de los paramédicos que atendieron la emergencia y luego la trasladaron a un centro asistencial.

El día de ayer en horas de la tarde se presentó un lamentable caso en donde se ve involucrada una mujer cuya identidad se desconoce, la joven venía caminando por la calle Murillo entre la carrera 43 y 44, barrio Rosario de Barranquilla, cuando de repente le cayó encima un pedazo de muro concreto de una vieja edificación que se encuentra en ese sector.
Foto: Google Maps

En la Murillo

Según manifestaron algunas personas que se encontraban en el lugar, cuando ocurrió la emergencia, la chica caminada sobre la acera, en la calle Murillo entre carreras 43 y la 44.

Cuando el muro de la vieja edificación se vino abajo, la jovencita quedó desmayada y tendida en plena vía pública, vecinos del lugar alertaron a las autoridades y al lugar llegaron los paramédicos que le brindaron auxilio y luego la llevaron hasta un centro de salud de la ciudad.

VER VIDEO:

Un caso similar en el mismo lugar

Hace aproximadamente un poco más de ocho años, en ese mismo lugar se presentó otro caso similar al sucedido el día de ayer, cobrando la vida de una persona que en ese instante se movilizaba por el lugar, la víctima fue identificada en su momento como Wolman Enrique Quijano.

El señor Wolman, de 64 años, caminaba por la acera, cuando en un dos por tres fue sorprendido con la caída de un plafón de una vieja edificación en la calle Murillo, el hombre no tuvo la oportunidad de correr y un gigantesco muro de concreto, de 20 metros, le cayó encima.