BarranquillaCiudad

Joven barranquillero quiso acabar con su vida por culpa de una venezolana

Gerardo Barros es un joven barranquillero que se encuentra recluido en este momento en el Hospital de Barranquilla, el hombre llegó al centro asistencial en grave estado de salud, según las primeras informaciones, el sujeto habría ingerido un extraño liquido en horas de la madrugada al interior de su vivienda, al parecer por una desilusión amorosa que padeció con una mujer venezolana con la que sostenía una relación sentimental hace un poco más de un año.

En horas de madrugada del pasado miércoles, el sujeto de aproximadamente 35 años de edad ingresó a la sala de emergencia del Hospital General de Barranquilla, su madre y una de sus hermanas manifestaron que el hombre fue encontrado tirado en el baño de su casa, vomitando y quejándose de fuerte dolores estomacales.

Según manifestó su hermana, el hombre días antes le había comentado a su progenitora que una mujer le había roto el corazón, y que se sentía triste, despechado y que con ganas de acabar con su vida, porque descubrió que su novia era una mujer casada.

En horas de la tarde, Gerardo vio a su novia junto con otro hombre almorzando en un popular restaurante ubicado la esquina de la calle 76 con carrera 54, muy cercano al Centro Comercial Villa Country, en este lugar él descubrió que el hombre realmente era el esposo de la mujer.

Gerardo Barros es un joven barranquillero que se encuentra recluido en este momento en el Hospital de Barranquilla, el hombre llegó al centro asistencial en grave estado de salud, según las primeras informaciones, el sujeto habría ingerido un extraño liquido en horas de la madrugada al interior de su vivienda, al parecer por una desilusión amorosa que padeció con una mujer venezolana con la que sostenía una relación sentimental hace un poco más de un año
Foto cortesía: zonacero

El Barranquillero cayó en sus garras

La mujer de nacionalidad venezolana al momento de conocerse en Barranquilla con el hombre le dijo que era madre soltera y no tenía ningún tipo de ayuda económica por parte del padre de las niñas.

El hombre se enamoró profundamente de la mujer y se dejó deslumbrar por la belleza de la venezolana, al punto que de un momento a otro le empezó a brindar ayuda económica, le compraba cosas y en los últimos tres meses se ofreció a pagarle un apartamento en donde vivía con sus dos hijas, y un supuesto hermano que había llegado a ganarse la vida en Barranquilla.

“Yo muchas veces le dije, le aconsejé que esa mujer estaba con él por interés, mi hijo tiene un buen trabajo y es un hombre noble y al verla en la condición en la que ella estaba la quiso ayudar, pero ella solamente lo estaba usando y engañando para que él le soltara plata y el de bobo cayó en su jueguito”, dijo la señora.

El estado de saludad del hombre hasta el momento es reservado

Osvaldo Amarís Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Osvaldo Amarís Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR