Barranquilla

Empiezan a llegar nicaragüenses a Barranquilla huyendo de la crisis en su país

La llegada de las primeras personas procedentes de Nicaragua tiene prendidas las alarmas a las autoridades de Barranquilla de un posible éxodo de naturales de este país centroamericano, igual al caso de los hermanos venezolanos, están escogiendo la capital del departamento del Atlántico para instalarse y hacerle el quiete a la dura y difícil situación política.

Según conocimos, los extranjeros llegaron desde San Andrés y de ahí tomaron rumbo hasta Barranquilla donde fueron acogidos inicialmente por la arquidiócesis de la ciudad.

En una entrevista realizada por el diario El Tiempo al padre Fidel Iglesias, director de pastoral social de la Arquidiócesis de Barranquilla, expresó que los nicaragüenses han llegado a la entidad a pedir ayuda.

«Hace 21 días, en la parroquia Nuestra Señora De Lourdes recibí 14 nicaragüenses que llegaron a San Andrés y de allí a Barranquilla. Estamos emitiendo una alerta porque si hoy tenemos venezolanos, mañana tendremos también nicaragüenses, complicando así la situación que afronta nuestra ciudad y el país», expresó el Padre.

La llegada de las primeras personas procedentes de Nicaragua tiene prendidas las alarmas a las autoridades de Barranquilla de un posible éxodo de naturales de este país centroamericano, igual al caso de los hermanos venezolanos, están escogiendo la capital del departamento del Atlántico para instalarse y hacerle el quiete a la dura y difícil situación política
Foto cortesía: El Tiempo

Prendidas las alarmas en Barranquilla

Estamos las palabras dichas por el padre: “Estamos emitiendo una alerta formal, porque si hoy tenemos venezolanos haciendo de todo un poco en las calles de la ciudad y en gran parte del país, mañana tendremos el mismo drama con los nicaragüenses, complicando aún más la situación que afronta nuestra ciudad y de Colombia”.

«Conversé bastante con ellos y me dijeron que en Nicaragua la situación está difícil por los problemas en el sistema administrativo y político: muchas confrontaciones, inestabilidad laboral. La idea de estas personas es detectar el lugar que más les brinde oportunidades«, expreso el padre.

Desde hace tres años en Barranquilla

Desde hace tres años el padre Iglesias viene trabajando con la población venezolana que ha llegado a Barranquilla. Según el último censo, son 83 mil las personas que están ilegalmente en todo el departamento del Atlántico, pero sumados lo que están legalmente sobrepasan los 110 mil.

La ciudad y el departamento del Atlántico colocan el 10 por ciento de ilegales, según el censo nacional, y lo preocupante de lo que ocurre en la Puerta de Oro de Colombia es que la gran mayoría indicaron que se quieren quedar. Como dijo el Joe: “En Barranquilla me quedo”.

Por: Osvaldo Amarís

Barranquilla Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Barranquilla Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR