«EL TRAMÚYO» Vainas que solo me pasan a mi en Barranquilla

VAINAS QUE SOLO ME PASAN A MI

«EL TRAMÚYO»

Unos días antes había pasado uno de ellos, iba de casa en casa, con un aparato: una especie de detector de fuga.

Yo lo estaba observando por la ventana del primer piso que da a la calle sin que se diera cuenta.

El tipo marcó varios contadores de la cuadra con un aerosol rojo y se fue…

Esta mañana, me estaban tocando la puerta bien temprano. Me cayó de sorpresa una cuadrilla de la triple A.

VAINAS QUE SOLO ME PASAN A MI  "EL TRAMÚYO"  Unos días antes había pasado uno de ellos, iba de casa en casa, con un aparato: una especie de detector de fuga.  Yo lo estaba observando por la ventana del primer piso que da a la calle sin que se diera cuenta.
«EL TRAMÚYO», Foto: Prensa Triple A

Rodearon la cuadra cual operativo.

Llegaron como perros bravos, metiendo presión.

Se bajaron cinco tipos con actitud arrogante, de agente de policía venezolana.

Eso fueron sacando mona, cavador, tubos, de todo y reventando piso en donde estaban marcados los contadores pa’ pillar las irregularidades y bingoooo.

Pillaron otra vez al guajiro patán que vive en frente, a la vieja chismosa esa que vive al lado y al concejal de la esquina.

Les tomando fotos a los fraudes y mandaron el reporte a las oficinas de la triple AAA. Esa multa venía derechitooo.

Y en estos tiempos de pandemia?, ufff, no cae nada bien.

Y yo preocupado, tirando mente a ver como salía de esa, porque lo que si era seguro, era que yo no tenía una conexión fraudulenta, tenía 4, por todos lados, eso tenía Imán, aguja, de todo. Incluso, tenía una que yo le pegada dos veces al piso y se aguantaba el contador y volvía a pegarle una vez y volvía a correr.

Tire y tire mente y nada, no le encontraba caídas a los manes pa’ meterles sugestión, porque con los de “Electricaribe” tenía la peligrosidad de los cables de alta tensión, ¿pero con estos manes qué?, ¡Nada!, ¿qué les iba a decir?, ¿que Dios me había revelado que se iban a ahogar en el hueco del contador?… nada, ahí no había nada que hacer. Y esos manes que tenían una actitud como suegra cuando le cae mal el yerno.

Ya eran las doce menos cuarto y estaban terminando de clavar al concejal de la esquina y venían derechito pa’ la casa. Tenía que pensar rápido.

Y a las 12 en punto se frenaron en la puerta, sacaron todas sus herramientas de trabajo y el contratista que tenía cara de “Mario Baracus”, que era patán y etc, etc, etc, , me tocó la puerta:

— Buenas tardes señor, que se le ofrece.

— Buenas tardes, amigo lo que pasa es que en la empresa reportaron una irregularidad de su contador, entonces le avisamos que le vamos hacer una revisión.

— Adelante, con gusto, no hay problema.

Ya de esa no iba a salir ileso, eso estaba claro, pero es que ahí no servía el chantaje, ni el soborno, porque eran cinco tipos a los que tenía que cuadrar, mínimo a cada uno con cincuenta barras, sumados, daban doscientos cincuenta mil pesos, que no tenía la más mínima intención de darles…

Pero recordé que al ser humano se doblega y domina por tres órganos

  1. La cabeza. (Sus miedos, confort y sugestiones)
  2. El corazón, (Amor, vergüenza y bondad)
  3. El estómago. (Hambre). Y ya eran las 12 del medio día pasadas…

Ellos por lo regular sufren las mismas consecuencias que los testigos de Jehová cuando tocan una puerta y casi siempre van a la defensiva, ya que están acostumbrados a que los reciban con piedras en las manos, insultos, amenazas, todo lo malo, pero jamás de los jamases esperan «UNA BUENA ATENCIÓN».

Así que cogí el teléfono y llamé a la panadería

— Compadre, mándeme rápido un domicilio de 15 mil pesos en panes de toda clase, de queso, de arequipe, trifásicos, pan chino, libra y media de queso, una cocacola tres litros y 5 vasos desechables.

Subí al cuarto y me puse tremenda de pinta, me eché gel en el pelo, unos zapatos serios brillantes, unas gafas serias, un cipote reloj de imitación, me afeité de rapidez y me puse una camisa negra, elegante con la corbata del matrimonio de mi hermana.

Abrieron el piso, cavaron. Y justamente en el momento en que se dejaron ver los fraudes, salí a la puerta con la bandeja de panes y la Cocacola.

— «Varón», Mi nombre es “Abraham Jeremías” «Hermano en la fe de cristo», y les pido disculpas por mi atrevimiento de tener un detalle con ustedes, pero es que yo también trabajé hace años de GERENTE REGIONAL en la triple A y se lo que es eso, es más, la semana pasada me llamaron, que si quería volver a gerenciar la empresa y lo estoy pensando.

Vengan amados muchachos, descansen un momento y cómanse esto aquí que les mandé a comprar con MUCHO AMOR, que no es mucho pero una atención no se le niega a nadie, y mucho menos a personas tan trabajadoras, amables y CONDESCENDIENTES como ustedes. siéntense aquí vean, en estas sillas rimax. ¿les traigo más hielito?…

Esa sensación única y cínica de tener el poder y el control absoluto de la situación, mientras veía como se comían los panes, fue grandiosa. No tenía precio…

A ver… ¿En qué terminó todo? ¿qué les cuento?, con esa hambre que tenían esos tipos.

— Patrón, vea, ahí le tapamos eso de nuevo y le barrimos el piso, no ha pasado nada oyó?, si vienen otros dígales que ya nosotros revisamos, es más le dejo mi número de teléfono por si acaso los compañeros se ponen pesados, usted me llama y me los pasa, que yo le soluciono…. Y le agradecemos ahora que vuelva de gerente, con el contratíco, oyo?. ¡ Un gustazo el haberlo conocido «PATRÓN»…

— No solo eso mijo, también les voy a subir el sueldo…

Ya después de haberse comido toda esa vaina que les bridé, ¿Ya qué?, ¿Con qué cara me iban a perjudicar?. ya la conciencia de ellos estaba pagándome la inversión, con intereses y todo el debido proceso…

Texto cortesía: Khain Escaf  <<<—- (síguelo en su cuenta de Facebook para que te rías con sus historias jajaja) 

Soy Barranquillero Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Soy Barranquillero Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts
  • Este martes 8 de septiembre Triple A reparará fuga en la carrera 8 con calle 12 en Barranquilla Triple A informa que atenderá una fuga en una tubería de gran diámetro de 42 pulgadas, ubicada en la carrera 8 con calle 12.